Alicante

Alicante

En los últimos diez años, la D.O. Alicante se ha granjeado el respeto por sus jóvenes y frescos vinos blancos y por sus interesantes tintos, elaborados en sus innovadoras bodegas. Las tierras de cultivo se dividen en dos áreas bien diferenciadas. La más extensa es la ribera del río Vinalopó, que se extiende detrás de la ciudad de Alicante. En esta zona, la uva Monastrell comparte los viñedos con otras variedades nuevas. La segunda zona es La Marina, situada en la costa norte e incorporada a la D.O. en 1987. Mucho más pequeña, en ella dominan las uvas Moscatel, que prosperan en un clima cálido y húmedo. Junto a los nuevos vinos emergentes, el Fondillón, el clásico vino rancio de Alicante, ideal para el postre y exportado durante siglos, está viviendo un renacimiento. Se trata de un vino elaborado con uvas sobremaduradas en la cepa, de alta graduación, rojo en su nacimiento y ámbar tras la crianza.